CONTACTO

pedrolupi@hotmail.es

miércoles, 29 de junio de 2016

ACCIÓN, DECISIÓN, EVALUACIÓN

Cuando vivimos sin proyecto corremos el riesgo de perder el sentido y fin de lo que somos y hacemos, sobre todo porque aunque las metas estén claras, el proceso hacia ellas puede ser muy costoso o incluso erróneo. Del mismo modo, tener un proyecto y no evaluarlo es el mismo problema. ¿Cómo sabemos de forma objetiva qué lo que estamos haciendo es lo correcto? pues no hay otra manera que por medio de la evaluación de lo que estamos consiguiendo y el grado, y también, los fallos en el proceso. Una vez que tenemos claro el cómo, ahora toca el qué debo seguir haciendo y qué no, para poder tomar las decisiones oportunas.


Identificar los logros y errores en el camino a nuestra meta, evaluando nuestras acciones y decisiones

  • Hay un sistema muy sencillo para continuar con nuestro proceso de evaluación del proyecto de vida que nos puede dar las pistas necesarias para mejorar y alcanzar nuestros objetivos: VER, JUZGAR Y ACTUAR. Con lo que ya tienes de las entradas anteriores responde a estas tres cuestiones: ¿Qué veo del análisis que he hecho? ¿Qué me parece lo que veo con respecto a la meta que quiero alcanzar? ¿Qué debo hacer para mejorar, rectificar, afianzar,etc...lo que estoy haciendo o no? Ánimo y utiliza el diario de sentimientos, sigue siendo una herramienta muy valiosa. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario