CONTACTO

pedrolupi@hotmail.es

miércoles, 22 de junio de 2016

POR INTENTARLO QUE NO QUEDE

Los fracasos son una buena forma de entrenar nuestra tolerancia a la frustración. Si no somos capaces de ir superando nuestros errores, nuestros fallos porque nos genera un sentimiento de frustración tremendo, lo más probable es que lo dejemos y al final ni lo intentemos. Por eso, hay que intentarlo con las herramientas suficientes y un proyecto, si es posible. Si lo que quiero conseguir es muy importante y vemos que no lo logramos, aprendamos de la experiencia de todo lo que vamos haciendo para conseguirlo y comenzar de nuevo en el punto en el que nos encontremos, eso sí, nunca tirar la toalla a la primera si realmente merece la pena.

El que nunca ha tenido un fracaso es porque ni lo ha intentado. Aprendamos y sigamos adelante

  •  Mide tu capacidad de superación ante los fracasos o los errores, reflexiona sobre tu capacidad de continuar con la tarea aunque sea difícil. Revisa tu experiencia en este tema y escribe todo lo que vayas redescubriendo en tu diario de sentimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario