CONTACTO

pedrolupi@hotmail.es

martes, 17 de enero de 2017

EL SILENCIO Y YO

Es en silencio, en la soledad cuando se produce el encuentro íntimo con uno mismo, es el espacio en el que estamos frente a frente con lo que somos realmente y nos podemos mirar sin máscaras, sin ruidos y sin distorsiones. En el silencio también se encuentran respuestas, leí en una ocasión, escucharnos para comprendernos, reconocernos y querernos solamente se hace en silencio en esa conexión con lo que realmente somos y sentimos, donde somos capaces de decidir y responder. Aprender a querer y buscar el silencio es una tarea que deferíamos hacer desde muy pequeños y para toda la vida.


Lo más bello del silencio es que nos obliga a adentrarnos en nosotros mismos y reconocernos

  • Vamos a pensar en un instante el grado de ruido que tenemos en los lugares en los que nos movemos, en los centros de trabajo, en las aulas...¿Favorece el encuentro con nosotros mismos, el diálogo, la comunicación, etc? y en su vida cotidiana ¿Haces y buscas el silencio? Hoy vas a intentar hacer la actividad 1 sin música durante al menos 15 minutos disfrutando al máximo del momento. Comienza sintiendo la respiración y haciéndola cada c¡vez más lenta, profunda y tranquila, una vez sereno y relajado sé consciente de tu postura, de tu cuerpo, recorre con la mente cada una de las partes de tu cuerpo comenzando por la cabeza, lento, lento y sin agobio, sin tensión...guarda silencio, escucha a tu cuerpo, a tu mente y a tu corazón...disfruta. Ahora haz el diario de sentimientos. Este ejercicio lo hago durante 6 ó 7 minutos con el alumnado de todos los niveles al comienzo de las clases. Inténtalo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario