CONTACTO

pedrolupi@hotmail.es

jueves, 16 de marzo de 2017

OPINAR POR OPINAR

Últimamente nos han acostumbrado en los medios de comunicación, redes sociales, etc. a que se puede decir lo que sea de los otros sin pensar en las consecuencias que pueda o lo que sientan, vivan o las razones por las que son o se comportan así, esto denota una escasa empatía y personalidad por nuestra parte y una muy mala gestión de los sentimientos. Las opiniones y habladurías no son más que la carencia evidente de habilidades emocionales como el autoconocimientos y las sociales. Hay una frase que explica muy bien el daño que provocamos "hablar sin pensar es como disparar sin mirar". Cuando decimos que hablamos sin pensar en realidad estamos engañándonos, es imposible no pensar porque el habla es una expresión del pensamiento, de lo que se trata es de no querer ver las consecuencias de nuestras palabras.

No somos emocionalmente inteligentes cuando hablamos y opinamos sobre los demás sin pensarlo antes
  • ¿Cómo andas de chismoso o "opinador"? ¿Qué sientes cuando eres tú el criticado? ¿Cuál es tu experiencia? Algunas claves para que tu opinión o crítica sean constructivas y emocionalmente inteligente. Analiza tu forma de hacerlo. Me fijo en las acciones y no en la persona, no generalices, sé concreto y objetivo con lo que opinas, tu crítica ayudará o entorpecerá... utiliza el diario de sentimientos para las reflexiones.





No hay comentarios:

Publicar un comentario